Higiene y mantenimiento de sistemas industriales

DuctosEl mantenimiento de los espacios acuáticos y sistemas de climatización es importante no solo para que todo funcione correctamente, sino también para evitar la proliferación de parásitos o infecciones que pueden ser perjudiciales para el ser humano. En estos casos en particular, hay que tener especial cuidado a fin de que se pueda prevenir la presencia de bacterias acuáticas como la legionella.

Se trata de una bacteria que existe en medios acuáticos naturales, pero que puede llegar a los conductos de aire o ventilación. Su proliferación suele producirse en temperaturas entre los 20 y 45 grados, muriendo instantáneamente en temperaturas mayores a 70 grados y quedando en un estado de letargo en menores a los 20.

Peligros de la bacteria

Los espacios que conllevan el mayor riesgo de transmitir la legionella son los sistemas de agua y aire acondicionado, así como los sistemas de enfriado de máquinas, spa y jacuzzis, o sistemas de climatización a base de agua pulverizada.

De esta manera, la legionella puede dispersarse en el ambiente, penetrar por el sistema respiratorio y producir infecciones en forma de neumonía, enfermedad grave y que, dependiendo del grado de concentración de la bacteria, puede empeorar.

Sabiendo todo esto, es importante realizar mantenimientos periódicos de los sistemas de climatización y ductos de aire acondicionado, de forma que no existan riesgos de contraer la infección. Asimismo, cuando se instalan equipos en negocios pequeños o edificios residenciales, el trabajo debe ser muy riguroso, algo que por lo general sí ocurre en las grandes edificaciones y centros comerciales, debido a la multitud de gente que reciben.

Limpiar y desinfectar los aparatos con productos biocidas autorizados, además de instalar aparatos de calidad, asegurará que nos deshagamos de bacterias dañinas como la legionella y así, se puedan brindar servicios óptimos.

Tags: , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario